Los caminos son las vías de comunicación tradicionales dentro del ámbito rural.

En nuestra comarca, la red de caminos municipales constituye un patrimonio singular que atraviesa en este momento por una situación crítica con pérdida o deterioro de una parte significativa de su trazado.

El uso de los caminos ha ido disminuyendo en las últimas décadas, debido a causas de diversa índole. A lo largo del siglo XX esta extensa red viaria fue utilizada en parte para trazar la red de carreteras existente hoy día, por lo que algunos tramos de caminos han sido sustituidos por éstas. A su vez, la generalización del uso del automóvil ha hecho que muchas personas dejaran de utilizar determinadas sendas y comenzaran a viajar por carretera. Por otro lado, las zonas rurales han ido sufriendo a partir de los años 60 una importante pérdida de población y una fuerte crisis de las actividades agropecuarias tradicionales.

Este cúmulo de circunstancias ha provocado en la práctica el desuso de las vías rurales, lo cual ha conllevado su deterioro paulatino, encontrándonos en la actualidad con la pérdida real de algunos trazados, su ocupación por la vegetación o su usurpación por parte de particulares. A ello debemos añadir un desconocimiento generalizado entre los vecinos de los trazados del viario rural.